La artritis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones.

Se basa en la inflamación o desgaste de una articulación. Puede darse tras una lesión cuya cura no terminó como debería, o por el acumulamiento excesivo de ejercicio en las articulaciones. También se desconocen muchas de sus causas. Su riesgo, dependiendo de lo desenvuelta que ésta se encuentre, puede ser letal, lo que llega a inmovilizar por completo la parte del cuerpo en la que se dé. En algunos casos, avanza por todo el organismo e impide una vida normal y la posterior discapacidad del movimiento en todo el cuerpo. Puede tratarse o incluso curarse, si dicha enfermedad no está muy avanzada, con tratamientos especializados y sesiones de terapia. Hay los siguientes tipos:

 

Osteoartritis (artrosis):

Es una deformación producida por el desgaste de los cartílagos entre los huesos, de tal manera que estos cartílagos desaparecen provocando que se rocen los huesos unos con otros, principalmente en las extremidades. Lo que provoca dolor en las manos pies etc.

 

Artritis  reumatoide:


Que a diferencia de la anterior se extiende a todo el cuerpo inflamando los cartílagos y la membrana sinovial alrededor de las uniones de los huesos, produciéndose la salida del líquido sinovial(liquido grasoso que sirve para lubricar y proteger contra el roce y desgaste de los huesos).