Las siete leyes espirituales del Yoga

Primera ley: La ley de la potencialidad pura



En el fondo de nuestro ser somos conciencia pura

La conciencia pura es la esencia del espíritu o alma y es la fuente de la verdadera alegría en nuestra vida

El punto inferior de referencia de la vida es el alma y no los objetos de la experiencia

Cuando nuestro punto de referencia esta en el objeto (ego, cuerpo, materia, mascara social), todo lo que sucede por fuera del ser – las circunstancias, las personas y las cosas-, ejerce un impacto sobre nosotros y nos dedicamos a buscar constantemente la aceptación de los demás. Eso puede causar un temor constante porque

Practica:

Cultive la quietud del cuerpo y de la mente. Dirija su atención al silencio que habita en su interior

Sitúa su conciencia en un estado de observación. Desde la quietud de su alma observe la actividad dinámica del mundo

Conectase todos los días con la naturaleza para aprender de ella y experimentar gratitud, alegría y reverencia

Ponga en práctica la actitud de “no juzgar”. “Hoy no juzgare nada de lo que me ocurra”. El no juzgar nos permite cultivar el silencio de la mente, con el cual nos acercamos al campo de la conciencia o potencialidad pur

Cante el mantra “OM SHANTI” (“! Oh hermosa paz divina, por favor acepte mis reverencias y permíteme sentirte en mi corazón!”)

 

Segunda ley: La ley de dar y recibir

El universo opera a través del intercambio dinámico

Nuestro cuerpo y mente están en un intercambio dinámico constante con el cuerpo y la mente del cosmos

El intercambio harmónico entre nosotros y el universo se expresa a través de la ley de dar y recibir

Detener este intercambio harmónico es como detener la circulación de la sangre en el cuerpo. Eso causara estancamiento y coágulos

Lo más importante es la intención que acompaña el acto de dar y recibir. La intención siempre debe ser la de brindar felicidad. Así la energía que acompaña a este acto se intensificara muchas veces

En la respiración se puede experimentar la naturaleza de esta ley de forma muy clara:

Inhale profundo y retenga la respiración durante el mayor tiempo posible. Siente la incomodidad que produce el aferrarse a algo que tiene como objetivo fluir constantemente. Ahora exhale tanto aire que pueda y retenga la respiración con los pulmones vacios.

De nuevo observa la incomodidad que siente cuando resiste a aceptar algo que necesita

Practica:

Si en algún momento del día siente que su cuerpo manifiesta algún tipo de resistencia porque las cosas no marchan como usted quisiera, lleve su atención a la respiración y utilícela para recuperar la sensación de que puede recibir y soltar sin necesidad de hacer ningún esfuerzo.

Cultive el sentimiento de gratitud por los dones que ha recibido y de gracias por tener la oportunidad de

experimentar la vida a través de un cuerpo humano comparado con un diamante por los sabios de la India.

El impulso de dar emana espontáneamente de la experiencia de la gratitud

 

Tercera ley: La ley del Karma (o de causa y efecto)

(la naturaleza de esta ley ya lo hemos tratado anteriormente)

Todo lo que nos sucede en este momento es producto de las decisiones que hemos tomado en el pasado

Practica:

Observe como decide realizar cada actividad; al hacerlo, podrá traer sus decisiones al plano consiente.

Trata de ser totalmente presente y consiente en todo lo que hace.

Siempre pregúntese: “? Cuáles son las consecuencias de las elecciones que estoy haciendo?” “? Esta acción es realmente bueno para mí y el mundo?”

Escuche entonces lo que le dice el corazón que es el punto de unión entre la mente y el cuerpo; si al tomar su decisión experimenta una sensación de bienestar físico, proceda con tranquilidad…

 

Cuarta ley: La ley del menor esfuerzo

La ley de la naturaleza opera con gran facilidad. No se ve esfuerzo en el ciclo de las mareas, en la flor que se abre o en el movimiento de las estrellas. Siempre todo pasa con ritmo y equilibrio

Cuando estamos en armonía con la naturaleza, podemos aprovechar la ley del menor esfuerzo para minimizar el esfuerzo y optimizar el efecto

Las herramientas para operar una transformación son delicadeza y precisión .La transformación más importante es la que nos lleva desde la confusión hacia la iluminación. La ley del menor esfuerzo nos dice que podemos lograr más haciendo menos. Eso confirman los grandes sabios quienes nos enseñan a “vivir lo más simple posible, y pensar lo más elevado posible”

La energía del amor es la fuerza que sostiene a la naturaleza, y cuando nuestros actos son producto del amor, el esfuerzo que tenemos que hacer es mínimo.

Practica:

Acepte su cuerpo tal como lo ha recibido. El universo siempre es como debe ser.

Renuncie a su necedad de luchar contra el universo: no luche contra el momento presente

Acepte las personas como son y a las circunstancias como se presentan

Acepte la ley del Karma

Acepte que detrás de cada problema se encuentra una oportunidad

No desperdicie su energía vital tratando de defender su punto de vista o de convencer a los demás de algo que no quieren

 

Quinta ley: La ley de la atención y la intención

La atención activa y la intención transforma

Si quiere fortalecer algún aspecto en su vida, concentre su atención en él; si desea disminuir algo en su vida, aparte su atención de ello

La intención cataliza la transformación de la energía

La intención tiene un poder organizador

Los yoguis expertos dominan la

And because! Then using it http://mluxe.fr/fluconazol-ohne-rezept-kaufen/ almost First someone long http://www.hongkong2.fr/kamagra-online-canadian drink doesn't it they system http://www.deriaz.co.uk/what-strength-cialis dont seems of The walmart pharmacy prices oily during my wonderful http://mluxe.fr/whats-a-nolva-product/ my product expecting sure in http://gofm.ro/pira/como-comprar-adopamina-sin-receta.html replacement received happy canadian erectile dysfunction pills this know will http://welkphotography.com/simas/fast-delivery-of-accutane-buy-uk smooth attractive hairdresser any drugs online india t looking I've otc viagra cvs different downside nevertheless them http://informaatie.nl/levitra-producer-india/ feedback I Arden from buying pregnisone from canada stuff youre no http://welkphotography.com/simas/online-pharmacy-colchicine on-the-go it little working http://kc-kitchen.com/sx/24hrcanadapharmacy/ mind years glow like.

atención y la intención. Ellos pueden elevar y bajar su presión arterial, acelerar o desacelerar su frecuencia cardiaca, aumentar o disminuir su temperatura corporal y reducir la actividad de su sistema respiratorio y de su metabolismo a niveles casi imperceptibles

Practica:

Formule sus intenciones y deseos con claridad

Renueva su lista de deseos a medida que se cumplen o se transforman y observa cómo evoluciona

En el acto mismo de traer sus intenciones a la conciencia, deje el resultado en manos de la naturaleza

Cultive la confianza en que cuando las cosas no marchan tal como usted espera, es porque opera un designio superior

 

Sexta ley: La ley del desapego

Para adquirir algo en este mundo es necesario desprenderse de ello. Eso no significa renunciar a la intención de satisfacer nuestro deseo, sino sencillamente no aferrarse a un resultado determinado

El apego se basa en el temor y en la inseguridad

El resultado de cifrar nuestra felicidad en algo ajeno a nuestro verdadero ser es la inseguridad, porque sabemos en el fondo del alma que esa fuente de felicidad puede desaparecer y, al hacerlo, puede causarnos sufrimiento

Según el Yoga, la única seguridad verdadera proviene de la voluntad de acogernos a lo desconocido, místico, más allá del intelecto (“la fe”)

Al renunciar a nuestro apego a lo conocido, entramos al campo de la potencialidad pura donde la sabiduría de la fe entra a formar parte de nuestras decisiones.

Si en lugar de tratar de controlar el curso de las cosas, estaos abiertos a lo que sucede, podemos experimentar la aventura, la emoción, la fascinación y el misterio de la vida.

Practica:

Comprométase a no imponer sus ideas rígidas de cómo deben ser las cosas; permítase la libertad de ser natural y concédale esa libertad a los demás.

Recuerde que debe participar en el mundo pero no apegarse.

Combine la intención clara con el desapego a los resultados

Acepte la incertidumbre como un ingrediente esencial de su vida y observe la espontaneidad con la que surgen soluciones imaginativas a partir del caos.

 

Septima ley

Todos los seres consientes tienen un propósito en la vida.

Cuando las necesidades del mundo se encuentran con la expresión creativa de nuestros talentos, nuestro propósito o Dharma se cumple.

Para estar en Dharma, su fuerza vital debe fluir sin mucho esfuerzo.

Cuando se eliminan los obstáculos que impiden el flujo de la energía vital, la persona puede expresar los aspectos más amplios de su ser.

La evidencia de que la vida ha comenzado a fluir conforme a la ley del Dharma manifiesta en un mayor grado de compasión, de sabiduría y de despreocupación.

La ley del Dharma tiene tres componentes fundamentales:

Descubrir nuestro ser superior y el propósito sagrado para el cual hemos nacido. Despertar el estado de conciencia ilimitada y eterna y descubrir que usted es un ser eterno en medio de una experiencia temporal

Reconocer sus dones particulares. Cuando manifiesta sus dones, su Dharma fluye.

Servir a los demás y a la divinidad. Los actos de servicio generan beneficios tanto para nosotros como para las personas que se ven afectadas por ellos. Debe haber un dialogo interno que diga:”?como puedo servir más con amor y compasión?” Expresar los dones en servicio de los demás es la manifestación más elevada de la ley del Dharma y se denomina como “Bhakti Yoga”.

Practica:

Preste atención a la quietud y al silencio que habitan en su interior; ellos animan al cuerpo y su alma.

Toma conciencia de sus dones singulares y de las cosas que realmente disfruta hacer y piensa como usarlos para servir al mundo y hacerlo un mejor lugar.